Siempre en el mes de diciembre las personas suelen hacerse esta promesa: “En enero comienzo la dieta y el entrenamiento”. Muy pocos son los que mantienen en pie dicha promesa, la gran mayoría abandona por falta de motivación, orientación o simplemente por falta de conocimientos en la materia.

Si eres de las personas a las que les cuesta hacer que sus hábitos perduren, es probable que estés siendo muy drástico a la hora de introducir dichos cambios en tu alimentación y estilo de vida en general.

Te dejaré 7 consejos prácticos para que vayas cambiando tus hábitos y mejore tu salud y tu físico

#1 Cambia el pan blanco por el integral: el pan integral aporta prácticamente las mismas calorías que el pan blanco, por lo que no se debe consumir en exceso. La cuestión aquí es que el pan integral aporta un poco de fibra, la cual puedes aprovechar.

#2 En vez de comerte una empanada en la mañana, hazte una arepa integral: una empanada (un alimento frito para quienes no lo conozcan) es muy dañina y el aporte de grasas hace que sea alto en calorías (las grasas tienen 9cal/gr), en cambio es mejor prepararte una arepa ASADA, mezclando la harina con linaza y avena, haciendo que el alimento tenga un alto aporte de fibra y ácidos grasos omega 3-6-9.

#3 Llena tu despensa de alimentos saludables: Para que tu dieta sea llevadera lo ideal es hacer compras saludables, en vez de comprar snacks, galletas, golosinas y alimentos ricos en grasas, compra manzanas, fresas, duraznos, almendras, maní, yogurt ligero, entre otros. Haciendo esto evitas cometer errores a la hora de comer, ya que estás obligado siempre a elegir una opción sana, si en cambio vez un chocolate en la despensa, lo más probable es que tu fuerza de voluntad caiga y lo comas, no sólo con un pedacito te conformarás, sino con el chocolate entero.

#4 Mantente en movimiento en el trabajo: en el trabajo podemos pasar mucho tiempo inactivos, lo ideal es pararse y caminar un poco cada 45 minutos. Si tienes que salir de la oficina no uses el ascensor, es mejor que subas/bajes escaleras para elevar el gasto calórico. Deja el sedentarismo a un lado.

#5 Introduce el ejercicio en tu vida: puedes hacerlo en el gimnasio, o  si no te da tiempo por el tráfico de la ciudad, puedes hacerlo en tu casa, hay programas que pueden ayudarte con tu objetivo como el Insanity, el P90x, el Turbo Fire, entre otros.

#6 Cuando comas en la calle elige opciones más saludables: no es lo mismo elegir un Fuji Roll (sushi lleno de camarones rebosados) o una hamburguesa con papas fritas, que un sashimi mixto con ensalada wakame, o un sándwich integral con pavo o pollo.

#7 Cambia las bebidas azucaradas por sus versiones ligeras: las bebidas azucaradas (el té, jugos procesados, refrescos, etc). Cambia estas bebidas por sus presentaciones ligeras y poco a poco ve introduciendo infusiones naturales como el té verde, agua, aguas saborizadas.

Sólo tú puedes decidir entre quien eres hoy y quien quieres ser, nadie dijo que sería fácil, pero tampoco es imposible, muchas personas han logrado cambios increíbles gracias a su constancia… Tú también puedes lograrlo, mentalízate.